martes, 17 de abril de 2018

Sagrado Titiritero

Titiritero ,
que estás en los cielos
Santificado,
Será tu pecado

Venga a nosotros,
Tu gobierno,
Haremos tu voluntad.
Quemando tierras,
Vendiendo sueños.

Dadle al pobrelas migajas de tu apatía

Se parte de nuestra defensa,
Para que los otros,
No se atrevan a intentar,
Alguna ofensa.

No les dejes indagar la corrupción,
Que les vendimos el mar.

Amén.



*

sábado, 14 de abril de 2018

Anticristo

El anticristo ha llegado,
en su trono se ha sentado,
un sillón lleno de odio,
Pero enchapado en dorado.

La misma iglesia ha alzado,
al angel de la corrupción,
y las gentes,
ignorantes,
lo idolatran como a un Dios.

Y esta es la metodología,
que el Diablo usó.
A los fieles mas pequeños,
unas lucas ofreció.
A los fieles mas grandes,
con poder los tentó;
y finalmente,
a los creyentes,
En dos, dividió.

Hizo su imperio robando,
corrompiendo,
enarbolando poder.
Los ambiciosos;
cual semen,
tratan de beber.
Hasta la última gota
en su gratuíta prostitución.
Arriba los corazones,
De la moral depravación.


*

domingo, 8 de abril de 2018

You took the wrong path

You took the wrong path, I've seen.
- said the Cat to Alice, with a grin.

It was not...
the one on the right,
It was not...
the one in between.
And certaintly; was not,
the path where you shoot down and kill.

But i have to kill someone!
- replied Alice, in a scream.

Then if's a must-thing-to-do,
you'll better make safe,
not to kill the wrong one,
or you'll cry thrice-the-same.

But the warning was told,
with no one to hear it.
Alice went down the road,
and into the forest...
Disapeared.

lunes, 2 de abril de 2018

Cosas que hago cuando no hago ésto.

He estado muy en eso de terminar el libro ilustrado, así que tengo el blog medio botao'.

Sorry, ya volveré.



viernes, 16 de marzo de 2018

Requiem por un arácnido

Todas las arañas lo sabían, lo cantaban desde la primera canción de cuna, al último de los requiems arácnidos; una vez que oías la música de la Diosa, eras araña muerta.

Otras historias contaban anécdotas menos trágicas, sobre cómo la canción había sanado a quienes por milagro o compasión, habían logrado salvar ilesos el final de la canción.

Pero cuando la oías, era la gloria. La sentías venir por todo lugar capaz de transportar la gran vibración: primero, en todo agujero que contenga nuestro refugio; segundo, en todo el tejido que conforma nuestro hogar. Cada hebra de cada tela de araña vibra, al unísono. Y luego nosotros con ella.

Y algunos, son irrefrenablemente atraídos al origen de ésta maravillosa vibración, a la visión perfecta de la Diosa en todo su esplendor. De los colores que emanan de ella; mientras teje cuerda contra cuerda, la más bella de todas las canciones...

* * ** *** ** * *

- ¿Uh? ¿qué pasó? ¿por qué dejaste de tocar violín?
- Tenía una araña... pero ya la maté.


viernes, 2 de marzo de 2018

Ciclos inconclusos

El insecto devora al microorganismo porque tiene hambre, el ave caza al insecto en una cinematográfica persecución porque necesita comer para vivir.

El felino atrapa al emplumado que descansa en el nido, tras una hora de asecho y diez sin comer. Se recompensa por la paciencia, con una alada cena. Un zorro; dos días después, lleva al felino como desayuno para sus cachorros.

Y luego vino el peor de los parásitos; un humano, que lo mató por diversión.

Los guzanos; al final, nos comen a todos... o en eso estaban hasta que llegó el ave.

viernes, 23 de febrero de 2018

Frío, de clavo y martillo


Habráse visto,
insensibilidad semejante
a la que exhibe el talante
de aquel quel' ataúd me clava?

Uno a uno;
con precisión de cirujano,
amor de tirano
y fuerza de titán,
con su mazo graba
con tremendo afán,
su huella en la tapa que nos separa.

Clavo a clavo se asegura,
que de manera alguna,
quien mora bajo la tapa
...vaya a resucitar.



*

jueves, 1 de febrero de 2018

El breve espacio antes de que salga la luna

Las sombras se alargaban lentamente acá, en la cima del cerro. Puse piedras como puntos de referencia para poder verlas crecer, y poco a poco las vi desenvolverse de si mismas, hasta convertirse en noche.

Libres de la amarra del sol, una de ellas se sentó junto a mi. No se si correspondía a una flor, a una mujer o a un angel; podía olerla, podía sentirla, pero no podía verla.

La sentí envolverme en un abrazo apretado y la oi sollozar levemente. Una lagrima tibia me recorrió el pecho hasta el ombligo, partiendo bajo el cuello. Podía sentir sus manos en mi piel, a través de la ropa.

¿Por qué lloras? -pregunté. No hubo respuesta. Es por la luna, ¿no? Tampoco hubo respuesta.

Y los astros giraron en la bóbeda celeste mientras todas las otras sombras bailaban al amparo de la noche; pero la sombra que me acompañaba, se quedó ahí hasta que asomó la luna.

Primero, vi su luz aparecer tras la cordillera y cuando eso sucedió; las otras sombras detuvieron su fiesta, ordenaron otras sombras y fueron a buscar refugio tras los árboles. Pero la sombra que me acompañaba sólo me abrazó mas fuerte.

Viene la luna -le dije. No hubo respuesta.

Y al asomar, todas las otras sombras volvieron a sus puestos con cara de aquí no ha pasado nada, uno se estiró bajo un árbol y recogió otro pedacito de sombra de por allá, todos anclados a sus puestos. Menos ella.

Se acurrucó en mi pecho al amparo de su luz, un tiempo que podría haber sido eterno... pero no lo fue.

¿Si no hubiese luna, me disolvería de todas formas? -me preguntó, mientras cada partícula de ella se volvía traslúcida...

No hubo respuesta, pues ya se había ido.



*

sábado, 20 de enero de 2018

Desnudarse, no era nada nuevo.

Nos habíamos desnudado tanto a lo largo del tiempo, que se había vuelto trámite. No era nada nuevo, ni siquiera entre nosotros.

Las ropas yacían por doquier; un calcetín aquí entre las sábanas, el sosten sobre la lampara, los pantalones en el pasillo y allá en la entrada, todo lo otro. Afuera de casa, los cinturones y otros accesorios que nos veníamos soltando desde mucho antes de llegar. Desnudarse, no era nada nuevo.

Nuevo fue el beso suave tras la oreja, cuya sutileza hizo levantarse a todos los pelos del cuerpo, la lengua que serpenteó suavemente en recorrido zigzagueante en dirección al cuello e hizo un alto sobre la clavícula para transformarse en incitante mordida; la primera de todas ellas.

Las manos recorrían su cuerpo nuevo, manos que rejuvenecían con la efímera caricia sobre sus pechos, con el tacto suave de su piel de seda que se arqueaba tras el lento y pausado paso del dedo índice que va en dirección de aquél lugar prohibido y permitido. Su cuerpo respondía en rítmicas olas de placer nuevo, un placer que se abre paso como compuertas de represa; navegable e ingobernable.

Su beso también fue nuevo, la tersura de sus labios cerrandose primero en la comisura de los míos. Sus ojos cerrados como suplicando al dedo índice que pare o que siga, su fugaz gemido junto a mi oído, el calor de su aliento en mi cuello, sus uñas en mi espalda subrrayando cada afirmación de su cuerpo... sus dientes clavados en mi cuello en plan de atrapar al orgasmo en fuga, su mano que retiró mi dedo y lo llevó a su boca... y luego a la mía.

Ésto, ¿es nuevo para ti también?


*

viernes, 19 de enero de 2018

If this scars could speak

If this scars could speak,
they'll tell a long tale,
about a boy that loved too much
to look the smirk under the veil.

If this scars could speak,
they'll sing songs about a kid,
who fought, with the lonelyness,
hearing music in repeat.

If these scars could speak,
they'll mutter a whisper of a young,
who lived his life in a way,
like, there was no other one.

If these scars could speak,
they'll cry and scream and yell,
the wrongdoings of an adult,
ready to make amends.

If these scars could speak,
they'll tell stories rather sad,
mostly about a healing man,
who thought 'twas going mad.

If these scars could speak,
they'll sing the most beautifull song,
about a man that was once doomed,
and into love,
reborn.


*